Desde este espacio siempre intentamos contextualizar los indicadores estadísticos, a sabiendas del peligro de la sobre-valoración de un dato número y para evitar el sistemático descarte que sufre información presentada de manera más formal en el fútbol, muchas veces escribimos largos artículos particularizando las intenciones y la naturaleza de los datos presentados.

Sucede que la percepción de la eficacia de determinado equipo o entrenador por parte de los medios y los seguidores del fútbol, no suele suele tener un correlato directo con la realidad. De este modo en un nuevo capítulo de “Que los números digan algo”, nos proponemos pensar quién hizo mejor campaña: JJ López en River o Caruso Lombardi en Quilmes.

Repasemos, JJ tomó el equipo en promoción luego de una campaña incierta de Cappa, lo sacó de esa zona, lo puso incluso en puestos de privilegio en la tabla del torneo, pero una larga mala racha lo ubico en el mejor de los últimos lugares: el puesto 17mo que obligó a River a jugar una promoción (que ya sabemos como termino). Caruso Lombardi tomó a Quilmes después de la pésima campaña de Madelón (que venía de irse a la B con Central) que dejó al equipo en puestos de descenso directo, la campaña del ex entrenador de Racing fue discreta, sin embargo como Huracán y Gimnasia y Esgrima  de La Plata se cansaron de perder puntos, Quilmes mantuvo sus chances hasta la última fecha lo que le dio un margen de heroísmo a la gestión del entrenador de particular personalidad. Aún teniendo en cuenta que JJ dirigió más partidos (lo que supone más dificultad para obtener un porcentaje de efectividad mayor) ¿Quién creen ustedes que saco más puntos?

La respuesta en el gráfico de abajo…

La intención de este pequeño análisis no es apuntalar la campaña de uno u otro o hacer una comparación de los planteles y los momentos anímicos que atravesaron ambos procesos, sino pensar como percibimos los resultados de determinados técnicos y como trabaja tanto la prensa como los propios involucrados en la construcción de la imagen de cada entrenador. En nuestro imaginario Caruso Lombardi es un técnico sacapuntos aunque descienda al Nacional B con un coeficiente de puntos apenas discreto y JJ López es un entrenador perdedor aunque clasifique a su equipo a la Copa Sudamérica, o salga tercero del campeonato (como cuando descendió con Talleres de Cba). En efecto, a Caruso la dirigencia de Quilmes le pidió por favor que se quede a dirigir en la segunda división (y hasta se rumoreo que lo quería…River), mientras que la renuncia de JJ fue bien recibida en el club de Nuñez, aún cuando realizaron campañas comparativamente similares.

Queda claro que la percepción de la eficacia dista de de ser objetiva, y no alcanza para la cosmovisión propia del ambiente futbolístico con sumar determinada cantidad de puntos sino se enfatiza (mediática y sistemáticamente) en lo conseguido.

2 comentarios sobre “La percepción de la eficacia (que los números digan algo II)

  1. Claro Caruso agarró un equipo que lo estaban velando y llegó vivo a la última fecha, el equipo se fue a la B aplaudido por sus hinchas (fijate la diferencia con River). Porque no te hacés el cálculo de los puntos que obtuvo Madelón que estuvo antes que Caruso a ver cuanto te da?? Y despues comparalo con Caruso.

    1. Seguro que saco mas puntos que Madelón, no es esa la discusión, ni tampoco lo es el trabajo de Caruso. La misma cuestión que vos querés puntualizar en San Lorenzo nosotros la marcamos en River, no fueron los últimos dos entrenadores los culpables excluyentes del descenso. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s