Nos llegaron algunos correos (arsfutbol@gmail.com) con preguntas relacionadas con el informe que hoy publico Diario Registrado por lo qué desarrollamos un texto extenso en el que se pueden disipar algunas dudas y mejorar la interpretación de algunas infografias.


Messi y compañía han monopolizado el debate futbolero previo a la final de la Champions League, todos hablan del juego de posesión y pases del Barcelona, pero pocos de cómo maneja el balón el actual campeón inglés, por eso este informe de ARSFútbol detallando la estructura de equipo de los de Ferguson.

Al margen de lo que pueda despertar Messi (que en Argentina no es precisamente “fanatismo”) son muchos los que se prenderán a seguir las alternativas de la final de Champions porqué el Barcelona es de la partida, el fútbol vistoso de los catalanes cuenta hoy por hoy con más seguidores que cualquier otro club del mundo y por ende, con tantos analistas como medios deportivos (incluyendo algunos dedicados casi exclusivamente a analizar cada detalle de los de Pep). Su rival de esta tarde, el Manchester United, es un abonado a los primeros planos, sin embargo los comandados por Sir Alex Ferguson se han visto relegados a ser los malos de la película y opacados por el despliegue del campeón español, se omite en buena parte del ambiente futbolero su propuesta largamente más dinámica y colectiva que la desarrollada años atrás, cuando un tal Cristiano Ronaldo integraba el once titular.

Lejos de poder reparar los lugares que ocupa cada equipo en la historia (piénselo, aún si el Manchester se impone será “el equipo que le ganó al Barcelona” y no “el gran Manchester campeón”), presentamos brevemente la estructura del juego en equipo de los ingleses, no como una forma de reinvidicación sino con un fin bastante más simple, ofrecer a los lectores herramientas para profundizar el análisis previó,  sepa que esperar del United una vez que se disponga a seguir la final y tenga nuevos parámetros para comprender el juego de uno y otro durante el desarrollo.

Quiénes realizamos este tipo de análisis consideramos que calcular la posesión del balón en base a los minutos de tenencia no es la mejor manera de conocer qué equipo controló los ritmos de juego. Partimos de una idea menos automática y más dinámica: La pelota que se domina es la que circula (¿O cuando vio un equipo dominar el partido reteniendo con un solo jugador reteniendo el balón?). En esos términos el Manchester es un equipo que suele imponer su juego, como en el partido de ida contra el Shalke 04 por las semifinales de Champions, cuando tuvo una alta posesión a partir de la realización de muchísimos toques (alrededor de 590 pases efectivos), un número muy cercano al promedio del Barcelona (600), formación largamente más reconocida por el toqueteo que los ingleses. En ese mismo juego los diablos rojos crearon 110 jugadas asociadas (seguidillas de pases), teniendo un promedio de pases seguidos de 5.41 (¿Recuerdan a dos de los mejores equipos argentinos promediando alrededor de 3 pases seguidos?) .

Sí tenemos en cuenta no sólo la cantidad de pases realizados y recibidos, sino también teniendo con quién y en que nivel de intensidad se dan esos vínculos, Carrick aparece como el jugador-nodo central en términos de distribución y circulación del balón. Este jugador, junto con Valencia,  son los “coordinadores”, ya que ordenaron el juego del mediocampo. Sin embargo, la estadística marca un tipo de distribución diferente en cada uno, mientras Valencia conecta las líneas de la defensa y el ataque, Carrick es el encargado hace pasar el juego por el medio del campo, es decir de enlazar con los otros integrantes (Giggs, Park, y el propio Valencia) del mediocampo. Son además los jugadores más “accesibles” para sus compañeros y quiénes primordialmente actúan como “facilitadores”, lo que equivale a decir que son aquellos que si reciben la pelota pueden hacerla llegar a cualquier otro compañero de manera rápida, conectando jugadores de distintas posiciones  (el detalle esta en las infografías) .

Seguramente querrá saber sobre el lugar de Rooney en la red-equipo de Manchester, y hay que decir que a diferencia del promocionado “Chicarito” Hernández (bastante más enfocado en la definición de las jugadas), el delantero inglés tiene alta participación en el juego, junto con Evra (uno de los laterales) funcionan como “articuladores” ya que se vinculan (a pesar de su diferentes posiciones) con integrantes de la defensa, el medio y el ataque.

Decíamos al comienzo que el Manchester despliega un juego colectivo mayor que hace un par de años cuando arribo a esta misma instancia, para ser más precisos, durante la semifinal cada jugador del equipo rojo se vinculó en promedio con el 68% de sus compañeros, ese dato nos dice que la red de juego fue densa (lo que alguno llamaría “volumen de juego”). La pelota puede llegar de cualquier jugador del Manchester a otro mediante una serie de jugadores que se pasan el balón, la longitud promedio de esta cadena de intermediarios fue de 2.71, una de las más bajas que hemos medido, sin embargo en el Barcelona la media es aún menor. El grado de agrupamiento fue del 0,77 lo que señala también un alto juego asociado, específicamente esta medida nos indica que si dos jugadores le pasan la pelota a un tercero existe un 77% de probabilidades que esos dos jugadores también se conecte a través de un toques entre sí. La centralización de 0,59, esta por encima de la media lo que nos indica que el Manchester no depende de un jugador clave en la circulación sino que tiene varios jugadores repartiéndose la función de distribución de la pelota.

Tal como es el fútbol, capaz de enfrentar al seleccionado de Brasil con once fantasmas y que los espectros ganen el partido con un gol de Gasparin a la salida de un corner,  estos datos carecen de validez predictiva cuando empiece a rodar la pelota, pero no así de utilidad informativa, otorgando herramientas hacía una mayor profundidad análitica de  lo que sucede dentro del campo. Veremos entonces si mañana Carrick logra ser el eje de circulación del balón o ve como Xavi e Iniesta se adueñan del balón, si las conexiones de Rooney se convierten en situaciones de gol y si el circuito más distribuido y pragmático del United logra hacerle frente a las asociaciones triangulares que se forman en el ensamble catalán

 

Un comentario sobre “Resumen Informe Manchester United

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s